domingo, 10 de diciembre de 2017

5 Preguntas sobre la Vacuna de la Gripe

Campaña vacunación gripe

El año pasado hablábamos en una entrada de La Gripe, qué es y cómo podemos mitigar sus síntomas. Y aunque di un par de pinceladas sobre la vacuna, ante el aluvión de preguntas sobre la vacuna que recibimos en consulta cada vez que se inicia la campaña de la gripe, creo que sería bueno responderlas por aquí de una forma sencilla.

Para ello he elegido 5 preguntas que creo que resumen las dudas más frecuentes:

1.  ¿Para qué sirve la vacuna de la gripe?

La vacuna antigripal tiene como objetivo disminuir las complicaciones y las muertes producidas por el virus de la gripe.

2. ¿Cuándo nos debemos vacunar?


El virus de la gripe tiene dos proteínas en su superficie que cuando varían (y lo hacen con frecuencia), hacen cambiar las propiedades del virus y que nuestras defensas no sean capaces de reconocerlo. Es por ello que puede causar enfermedad año tras año sin que generemos inmunidad. 
En consecuencia, se crean vacunas año tras año contra los virus circulantes, adaptadas a sus cambios y es por lo que debemos vacunarnos cada año.
Como el virus de la gripe es estacional y suele aparecer a finales del otoño-principios del invierno, la campaña de vacunación se suele iniciar en otoño, adaptándose así al patrón epidemiológico.


3. ¿La vacuna puede producirnos gripe?


No. La vacuna de la gripe es una vacuna inactivada o recombinante, por lo que no contiene ningún virus vivo, siendo imposible que cause infección.

4. ¿A quién se debe vacunar y a quién no?


La vacuna de la gripe está indicada en:
    • NIÑOS
      • La vacuna de la gripe sólo se debe usar en niños a partir de los 6 meses de edad.
      • Se recomienda la vacunación anual a los niños con enfermedades crónicas que les hagan más propensos a las complicaciones, 
      • También a los niños convivientes con enfermos (niños o adultos) en los que podría resultar especialmente peligrosa esta enfermedad, estén o no ellos mismos vacunados.
      • Y a los que reciben tratamiento prolongado con ácido acetilsalicílico, por la posibilidad de desarrollar un síndrome de Reye tras la gripe. 

    • ADULTOS
      • Personas mayores, preferentemente a partir de los 65 años de edad. 
      • Personas que conviven en instituciones cerradas. 
      • Personas menores de 65 años que presentan un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe
      • Mujeres embarazadas en cualquier trimestre de gestación. 
      • Personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones:
        •  Trabajadores o estudiantes en prácticas en centros sanitarios
        •  Personas que conviven en el hogar con otras que pertenecen a algunos de los grupos de alto riesgo.
      • Otros grupos como fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, bomberos, servicios de protección civil, personas que trabajan en los servicios de emergencias sanitarias, trabajadores de instituciones penitenciarias, trabajadores expuestos directamente a aves o a cerdos en granjas o explotaciones avícolas o porcinas y también a aves silvestres.

vacuna gripeY está contraindicada en :
  • Personas con alergia grave (anafilaxia) al huevo, puesto que los virus utilizados para fabricar las vacunas se cultivan en huevos de gallina. 
  • Quien haya sufrido una reacción alérgica grave ante una dosis previa o a alguno de sus componentes.


5. ¿Qué efectos adversos tiene la vacuna?


La vacuna de la gripe es muy segura. 
Sus efectos secundarios son los que podrían aparecer con cualquier otra vacuna inyectable, fundamentalmente locales (dolor y enrojecimiento en el sitio de la inyección) o generales leves (fiebre, malestar…), siendo excepcionales otro tipo de reacciones.






BIBLIOGRAFÍA:
https://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/vacunaciones/docs/Recomendaciones_vacunacion_gripe.pdf
http://vacunasaep.org/familias/vacunas-una-a-una/vacuna-gripe
https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/007600.htm

domingo, 3 de diciembre de 2017

HEMORROIDES

Con las hemorroides, como con otras muchas cosas en la vida, hay dos tipos de personas: las que las sufren en silencio y las que, si te descuidas, entran a la consulta enseñándote el culo desde la puerta.

hemorroides
Y luego está este tipo, a quien tanto pudor se le ha ido de las manos...

Cuando uno ve en su ropa interior (calzoncillo o braguita) que está manchado de un rojo sangre, cuando se tiene un dolor insoportable al estar mucho tiempo sentado o cuando por el ano asoma un bultito doloroso tras cada defecación.... ya puede ser una persona naturista o una pudorosa, que se pueden asustar por igual, viéndose en la situación de tener que consultar.

Las hemorroides (o almorranas, que se dice a modo vulgar) son un conjunto de venas que todas las personas tenemos en la región del recto-ano. Un esfuerzo durante las deposiciones, sobre todo si se sufre de estreñimiento, o el sentarse durante períodos de tiempo prolongados, especialmente en el baño, pueden hacer que estas venas aumenten de tamaño, se dilaten y acaben provocando las molestias (tanto de sangrado como de dolor).

¿Y entonces... qué podemos hacer?

Pues aquí os dejo 5 consejitos que os van a ser de gran utilidad para prevenir su aparición, sus molestias o, al menos, mejor los síntomas:
  1.  Hacer una dieta rica en fibra: tomar mucha fruta, verdura y productos integrales. En episodios agudos vienen bien los suplementos de fibra (Plántago-ovata), 1 sobre disuelto en abundante agua de 1 a 3 veces al día.
  2. Suprimir alimentos con especias, picantes, alcohol y café.
  3. Evitar esfuerzos defecatorios.
  4. Realizar baños de asiento con agua templada (no más de 10 minutos), tres veces al día y además, tras cada deposición. Después del baño de asiento, limpiarse sin rascar.
  5. Si tiene mucho dolor, puede tomar paracetamol o nolotil si no los tiene contraindicados por algún motivo médico. 
Si a pesar de estas recomendaciones persistieran las molestias… ¡no te quedará más remedio que acudir a visitar a tu médico, descubriendo así el lado natural o pudoroso que llevas dentro!


BIBLIOGRAFÍA:

domingo, 12 de noviembre de 2017

ESTIMADOS COMPAÑEROS DE ESPECIALIZADA:

Soy médico de familia y sé que, al igual que nosotros en el centro de salud, sus consultas en el hospital también están desbordadas. Lo sé porque durante el MIR roté por vuestros servicios y lo viví en primera persona.

Carta al especialistaAsumo que a veces, los médicos de familia en nuestras derivaciones somos más escuetos o más extensos en la descripción del caso de lo que les gustaría. Incluso que a veces no saben ni el motivo por el que enviamos a los pacientes porque la hoja de derivación se ha perdido por el camino.

Entiendo que a veces sean ustedes los que se tengan que encargar de desmontar la idea con la que remitimos al paciente porque en su caso concreto no esté indicada.

Y comprendo que a veces los casos que remitimos les parezcan demasiado sencillos como para que los hayamos tenido que remitir.

Pero lo que también sé y no asumo, ni entiendo ni comprendo, es que más de un paciente ha vuelto del especialista con la mala sensación de que entre ustedes y nosotros no existe buena relación, algo que siempre les genera desconfianza hacia uno u otro lado. O hacia los dos.

Hace poco, haciendo un símil con esta situación, me decía una paciente: "Entre bomberos no deberían pisarse la manguera". Y tenía razón. Que nuestros pacientes tengan un diagnóstico acertado y un óptimo tratamiento va a depender de una coordinación entre su médico del centro de salud y el del hospital. Para ello es vital que puedan confiar en ambas partes. Así que, desde aquí nos invito a la comunicación directa entre nosotros para sugerir o debatir cualquier tema en el que discrepemos, sin involucrar al paciente ni generarle dudas o miedos innecesarios.


Un saludo de su compañera de familia.




lunes, 30 de octubre de 2017

ALCOHOL ¿Malo o Bueno?

Chicas bebiendo alcohol
Un chin chin por los novios, un botellón en un parque, un cumpleaños con ronda de chupitos, una navidad con champán, una tarde de cervezas, una cena con vino, una verbena bebiendo calimocho, un sábado noche a copazos... son sólo varias escenas cotidianas en las que reina el alcohol. Y nos parece normal. Lo vemos con absoluta normalidad. Es más, si en algunas de esas escenas faltara el alcohol... nos extrañaría. Nos extrañaría porque desde tiempos inmemorables está instalado en nuestras vidas y forma parte de nuestra cultura.


Pero aunque forme parte de nuestra cultura, el patrón de su consumo está cambiando, pasando de un patrón tradicional con predominio del consumo de vino en las comidas, a uno concentrado en fines de semana con predominio de cerveza y licores, colocándose a la cabeza del consumo de las sustancias de abuso en España, percibiéndose además un mayor consumo en jóvenes universitarios.

Junto con el tabaco y la hipertensión arterial, forman los principales factores de riesgo de muerte prematura y discapacidad en el mundo (todos ellos modificables) y entre sus efectos lesivos encontramos el riesgo de padecer enfermedades digestivas (hepatitis, cirrosis, pancreatitis) enfermedades endocrinas (diabetes, obesidad), oncológicas (cavidad oral, laringe, faringe, esófago, páncreas, hígado y mama) , cardiovasculares (infartos cerebrales y de miocardio, arritmias, enfermedades estructurales del corazón), neuropsiquiátricas, alteraciones fetales y prematuridad, lesiones en carretera, suicidios y agresiones en general.

Curva en J del alcohol


Curiosamente, como contrapunto a todo lo anterior, hay una evidencia que demuestra que cantidades moderadas de alcohol (patrón típico de consumo en la dieta mediterránea, un par de dedos de vino con las comidas) pueden ayudar a prevenir el riesgo cardiovascular. Sin embargo, a medida que aumenta el consumo de alcohol, esta mejora va desapareciendo y se va transformando en un aumento de riesgo de producir enfermedad coronaria; es lo que se le ha denominado patrón en J del alcohol.



Pero... ¿Por qué ha cambiado el patrón de consumo y se ha llegado a producir un consumo abusivo o excesivo de alcohol sobre todo entre los jóvenes?

Existen varios factores, entre los que destacan la fuerza publicitaria, la presión de grupo, la actual búsqueda de gratificaciones inmediatas y los falsos mitos que permanecen en nuestra cultura (como por ejemplo su efecto analgésico para los dolores de muelas) que han ayudado en este proceso de cambio en el consumo.

Como ayuda para los profesionales en la detección de un consumo patológico del alcohol, tenemos un cuestionario, el cuestionario CAGE, que sólo con 1 respuesta afirmativas de las 4 preguntas que lo componen, nos indica que existen problemas en el consumo. Lo traigo al blog para que todo el que lea esta entrada sea consciente de la frágil línea que separa un consumo moderado de uno perjudicial.

Cuestionario CAGE del alcohol


Esta frágil línea entre el consumo moderado de alcohol con sus efectos beneficiosos y el consumo abusivo con sus efectos nocivos, sin poderse precisar cuál es el límite exacto, es la que ha motivado a la OMS a hacer una recomendación respecto a su consumo: "Alcohol, cuanto menos, mejor". 

domingo, 15 de octubre de 2017

La Agenda

Cartel en consulta sobre retraso
#CartelConsulta de Dr.Fabiani
En la consulta de Atención Primaria trabajamos con agenda. No es precisamente una agenda súper mona como la de Mr. Wonderfull que contenga frases motivadoras para afrontar el día con más ganas (Ay! Ojalá!). Es más bien una lista infinita de pacientes, citados cada 5 minutos a la que de vez en cuando se le añade alguno más entre medias. Agenda de calidad, la llaman. Pero... ¿Calidad para quién?

Miro a mi alrededor. El paciente descontento porque siempre tiene que esperar largo y tendido. La enfermera agobiada. El médico desbordado.

Calidad porque se le da al paciente la posibilidad de atenderle a la hora que el elija entre las 12 citas posibles a la hora y además, las extra que necesite forzadas entre unas y otras si viene "sin cita".

Medicina burocratizadaCalidad teórica, porque... en 5 minutos (o menos) es impensable prestar una atención adecuada a un sólo motivo de consulta (cuanto ni menos si son 2 ó 3). Con que se alargue un par de minutos cada una, ya comienza el retraso. Y aquella persona que había pedido cita a las 17:15 no entrará posiblemente hasta media hora después. Entonces... ¿de qué le ha servido pedir cita a una hora, organizarse para llegar a esa hora, si es impredecible la hora a la que después entrará a la consulta? ¿Eso es Calidad?

Y los profesionales, atendiendo a las personas y a sus emociones, como si fuese una cadena de producción, con la lengua fuera y la cabeza a mil cosas (lo clínico, lo burocrático y lo puramente técnico como arreglar la impresora que se estropea cada 2 x 3). ¿Eso también es calidad?.

Este mismo tema ya lo he abordado en otras ocasiones (5 minutos por paciente, la consulta) porque creo que habría que buscarle una solución. Quizás no sería mala idea dejar pedir citas en función de los motivos de consulta (si se consulta una cosa, 1 hueco de 5 minutos, si se consultan tres, 3 huecos de 5 minutos; y para aquellas consultas de sólo recetas, 1 hueco de por ejemplo de 3 minutos). Tal vez hacer directamente agendas con 10 minutos por consulta y crear algún puesto más de trabajo. O  puede que haya que buscar otras alternativas. Pero hacer algo.


jueves, 28 de septiembre de 2017

Dra. ¿Qué son estas verruguitas del cuello?


Cuello
(Ver Ilustradora)

Muchísimas consultas comienzan así, con esa misma pregunta y se debe a que esas pequeñas lesiones en la piel son extremadamente comunes. Si os observáis u observáis al que tenéis en frente, seguro que os encontráis alguna. Aunque suelen ser pequeñitas y su localización favorita es el cuello y los pliegues, algunas alcanzan tamaños muy variables y se distribuyen por toda nuestra superficie corporal.




Pero... ¿Y qué son exactamente esas verruguitas?



Lo primero que tenemos que saber que NO SE LLAMAN VERRUGAS. Sin embargo, tienen otros muchos nombres que podemos utilizar de forma indistinta, como Fibroma blando, Fibroma Péndulo, Molusco Péndulo o Acrocordón.

Pueden aparecer tanto en mujeres como en hombres y conforme vamos cumpliendo años, se hacen más frecuentes. En obesos, embarazadas o mujeres en el post-parto son habituales. Su origen es desconocido (por el momento).

Para aquellos que ya os habéis notado alguno, tranquilidad absoluta. Son lesiones BENIGNAS (buenas, por muy feas que nos puedan parecer) que se originan de la proliferación reaccional del tejido fibroso. El único inconveniente es que se localicen en zonas de roce y puedan acabar resultándonos incómodas porque nos produzcan dolor o picor.



¿Sería necesario quitarlas?

Como hemos dicho, se trata de lesiones benignas y no sería necesaria su extirpación con cirugía menor, electrocoagulación o crioterapia. Sus únicas indicaciones serían, en el sistema público de salud, a consecuencia de esas molestias que podrían ocasionar, o en un centro privado, por motivos de estética.

No es recomendable intentar arrancárselos por vuestra cuenta con técnicas un tanto "caseras" porque os podríais ocasionar más perjuicio que beneficio (dolor, hematoma, herida...).

BIBLIOGRAFÍA




jueves, 7 de septiembre de 2017

SEPTIEMBRE


Pájaros en la cabeza en septiembre.
By Patricia Metola

 Llega Septiembre y con él, las salas de espera se vuelven a llenar. Las consultas empiezan con un "Acabo de llegar de vacaciones" y el ambiente se impregna de una nostalgia casi depresiva.

Entonces me viene al recuerdo el amargor que traían consigo esos últimos días en el pueblo vaticinando el final del verano. Y la tristeza, toda la tristeza que puedes tener siendo niño, al despedirme una a una de todas mis amigas, sabiendo que las tardes de piscina y bicicleta, las noches jugando al escondite y las cabañas de palets iban a quedar suspendidas hasta por lo menos al año siguiente (que para mí en aquella época era toda una eternidad).

Recuerdo (o más bien me lo recuerda mi madre) las lágrimas, que duraban durante kilómetros, al separarme de mi abuela, de sus cuidados, su paciencia y sus deliciosos bocadillos de atún (o de cualquier cosa que cupiera entre dos panes) que me permitían seguir jugando en la calle aún en la hora de la cena.

Recuerdo el olor de los centros comerciales a papelería, los estantes repletos de cuadernos, folios y post-it y las terribles dudas a la hora de elegir mochila.

Y recuerdo también el contraste de alegría que suponía el reencuentro con las amigas del cole, la emoción de cambiar de curso, la curiosidad por saber quiénes serían los nuevos compañeros y el dulce sabor que nos dejaban los caramelos que recogíamos en las cabalgata que inauguraban las fiestas de la ciudad.

Llega Septiembre y con él, muchos cambios y una mezcla de emociones.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...