domingo, 21 de mayo de 2017

TENGO COSAS MÁS IMPORTANTES QUE HACER

Estaba yo pasando mi consulta hace unas semanas. No estaba siendo un mes especialmente denso y aquella tarde, siguiendo la tendencia, se estaba presentando tranquila. Yo iba más o menos en hora y todavía quedaban huecos libres en la agenda a lo largo de la tarde, como venía ocurriendo todo el mes.

De pronto aparece en la pantalla del ordenador, entre citado y citado un nuevo paciente forzado a deshora, con la coletilla de "urgente". Salgo a la sala de espera y aunque ya habían llegado los pacientes citados, les pido disculpas porque les voy a hacer esperar para atender antes al señor que ha venido de "urgencia". 

Imagino (ingenua) que alguien que, pese a haber citas disponibles para incluso esa misma tarde, decide pedir atención médica urgente, debe encontrarse muy mal.

Le interrogo y exploro antes de juzgar o entrar a valorar si por lo que viene es urgente o no. Finalmente su problema es un "ardor de estómago" como el que habitualmente tiene por culpa del reflujo que padece, con el que llevaba ya 20 días y necesitaba algún antiácido para calmarlo,

Finalizo la consulta, pero antes de que se marchara, me pareció oportuno explicarle que aquello NO ERA UNA URGENCIA, que llevaba 20 DÍAS con la molestia y que lo que debía haber hecho (o por lo menos, LO QUE DEBERÁ HACER EN ADELANTE) era pedir una cita y esperar a su turno como cualquier otro paciente.

Pues creedme si os digo que lejos de disculparse, me dijo muy convencido: Tengo cosas más importantes que hacer que PERDER EL TIEMPO en coger cita para venir al médico. Y se largó.

No se si después de esto me preocupa más el mal uso que algunas personas hacen a conciencia de los recursos sanitarios, la infravaloración que hacen de nuestro sistema sanitario o la falta de educación y respeto que pueden llegar a tener no sólo con los profesionales sanitarios (que es a quién nos lo dicen) sino también al resto de personas que sí intentan hacer un uso correcto de la sanidad, que al fin y al cabo es de todos.

By Trees & Bees Photography

¡Qué rabia, de verdad!

6 comentarios:

  1. Nada nuevo, el pan nuestro de cada día...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y aún así, no deja de impresionarnos...

      Eliminar
  2. Si hubiera que pagar solo 2 € por esas urgencias.. no saben apreciar lo que tenemos. Y bueno, mal educados hay en todas partes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tema complicado para poner solución, por ello la educación sanitaria de nuestros pacientes es tan clave...

      Eliminar
  3. Ufff... Dime que, la próxima vez que acuda a consulta, le vas a tratar como si no hubiera pasado nada. ¡No puedo con la mala educación!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que la próxima vez que venga, sea con cita... yo tampoco soporto la mala educación :(

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...